!! Llegó el día !!

Una vez más, entradas agotadas y todo preparado en el Faro San Cibrao de Cervo, para el último Concerto Na Fin Do Mundo de este año.

Recordad que uno de los principales objetivos de este ciclo es la sostenibilidad, y eso empieza por la movilidad sostenible, por ello y con el principal objetivo de respetar el entorno evitando desplazamientos masivos en coche, te proponemos un pequeño paseo a pie desde la zona de parking reservado en el puerto de San Cibrao hasta el faro. Este paseo, al tiempo que contribuye a la sostenibilidad, te permitirá disfrutar del paisaje, del entorno y de la experiencia de una forma más completa.

En la puerta de acceso, el personal de admisión os dará unas pulsera con el número de vuestra silla, para que os sea fácil localizar vuestro asiento. Si habéis comprado la entrada en grupo, os encontrareis vuestras sillas juntas. Recordad que por protocolo COVID, no es posible mover las sillas de lugar.

En el recinto tendréis una zona de hostelería con bebida y comida que podréis consumir en vuestros asientos, donde tendréis una mesita auxiliar en la que podréis apoyar vuestras consumiciones. Os recordamos que por protocolo COVID no está permitido beber y comer de pié.

El evento se abrirá a las 20:30h con una sesión dj de la mano de Russinha, creando un momento de desconexión que te permitirá disfrutar del paisaje y fusionarte con el entorno.

Y a partir de aquí solo os queda disfrutar de la música, en un entorno mágico…

A las 21:00h comenzará la actuación la pontevedresa Yoly Saa, una de las nuevas promesas del pop nacional. La música de Russinha nos acompañará de nuevo mientras hacemos un rápido cambio de escenario. Y a las 22.00h horas podremos disfrutar de la actuación de Mikel Erentxun, ya a la luz de la luna, y del faro.

Recordad que estamos en un lugar maravilloso, pero expuesto al mar. En principio no hay predicción de lluvia para esta noche, pero por si una pequeña nube de orballo se pasara por el concierto, un chubasquero puede ser un gran aliado 🙂

Os esperamos en Faro San Cibrao, para disfrutar de una experiencia única… en el fin del mundo.